“EL CONGRESO”

mano y copa

Por fin, se me hizo escribir sobre algo que teníamos entre ceja y ceja con una muy querida amiga…

Y conste que ambas tenemos cejas muy pobladas.

“El Congreso” … vaya qué nombre más adecuado, oportuno, apropiado, conveniente , propicio  y todos los sinónimos que puedan usarse para decir a lo salvadoreño  “Cabal”.

 Este congreso al que me refiero es una pequeña cantina ubicada en los alrededores de mi colonia.  perdón quise decir de la colonia donde vivo…o medio vivo…habito para ser más exacta.

Hoy se me vino  a la mente ese prestigioso lugar, cuando leo en los titulares el gasto que ha tenido CEPA en alimentos y bebidas por un monto de $231,507.03.

Siempre pensé que ese lugar “El Congreso”;  algún día iba a tener renombre, aunque no imaginé qué tan famosos eran los bolitos chichipates que reposan tranquilamente en la acera sin dejar pasar al transeúnte…pero ahora sí me lo explico ellos son los encargados de dejar o no dejar pasar de un lado a otro.

¡¡Ahhh!! Era tanta mi ignorancia que según yo bastaba dar una pequeña vuelta o pasar sobre ellos.

Que terrible equivocación la mía, si son grandes personajes, los que frecuentan “El congreso”, y de gustos refinados los bolitos …no cualquiera llega ahí.

 Si hasta los capacitan; por eso el presidente del Congreso declaró “ lamento que se tome de esta forma y cómo se ha tomado. Realmente no es un malgasto gastar en capacitaciones para nuestra gente”.  

No, pues si ahora todos ellos, saben el grado de alcohol que tiene un vino, un whisky,   Ron,  , Martini, Vodka etc. Les enseñan hasta algebra y química, ya que deben saber de ecuaciones y fórmulas exactas  …no vayan a mezclar cosas no mezclables, o con cuántos tragos se ponen alegres, tristes , llorones o relajeros. Y empiecen también a disparar como hacen otros conocidos.

 No señores,¿ cómo se le puede llamar a eso “Malversación de fondos”?, si es pura capacitación.   Y en cuanto a la alimentación,  a mí me consta que la andan pidiendo de casa en casa,  pero como ya nadie les da, no les quedó más que sacar dinero de fondos públicos.

¡Qué se me hace que somos unos ingratos!, y no recordamos que el alcoholismo es una enfermedad,  Y sólo le echamos culpa a la corrupción.

 

Ena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s